9 mar. 2013

DETRÁS DEL CRISTAL de MAYTE ESTEBAN


   Son tantas las ocasiones en las que los dictados de la razón contradicen lo que el corazón siente… Tantas las veces en las que ese órgano que nuestro pecho alberga emplea su fuerza y su capacidad de convencimiento para poner una venda en los ojos que anule nuestros sentidos y, por extensión, lo que nuestra mente debería interpretar con raciocinio a partir de ellos… 


   Son muchos los entresijos por los que el amor puede caminar y en los que podemos sumergirnos a lo largo de nuestra vida de forma ciega, haciéndolos inexpugnables no sólo para nosotros mismos, sino también para quienes tenemos alrededor, que pueden ser testigos directos de la trayectoria errónea que estamos trazando de la mano de Cupido en nuestra vida sin que les permitamos inmiscuirse en ella para darnos su opinión, su consejo cierto, o tal vez esa advertencia crucial que evite que nos perdamos a nosotros mismos en el seno de una relación dañina que puede terminar de cualquier forma; en el mejor de los casos, convirtiéndonos en perfectos desconfiados de lo que cualquier otra relación amorosa nos podría deparar, haciéndonos así correr el riesgo de perder la posibilidad de disfrutar del inmenso placer de compartir nuestra vida con la persona adecuada por culpa de un previo descalabro sentimental.


  ¿Analizamos a fondo las situaciones ante las que nos encontramos, o nos dejamos llevar? ¿Confiamos aun a riesgo de equivocarnos, o tememos tanto al daño que nos pueda sobrevenir que levantamos un muro de aislamiento que también deja fuera las alegrías y los ratos memorables de que podríamos disfrutar? ¿Es conveniente forzar nuestra relación sentimental para que funcione, o una relación que necesite ser forzada, y que no surja de manera espontánea, sencilla y natural, no merece la pena vivirla porque no es la apropiada para nosotros?


  Todas estas reflexiones, todas estas elucubraciones quedan en la mente cuando cierras el Kindle tras leer la novela de Mayte Esteban, Detrás del Cristal. Una historia en la que los personajes cobran vida, con mucha credibilidad, prácticamente desde la primera página –Ana, Andrés, Raquel o mi querido Pablo…-, y cuya fuerza radica, más que en los hechos que en sí acontecen a lo largo de la novela, en las relaciones que se producen entre sus personajes como consecuencia de tales hechos y en lo que puede extraerse de ellas; ahí es dónde podemos encontrar la verdadera esencia de lo que se quiere transmitir.


   Un lenguaje muy sencillo, cuidado, cercano y ágil, una narración en la que predominan unos diálogos bien construidos sobre las descripciones o las intervenciones de ese narrador onminiscente que todo lo ve y todo lo sabe, y que hasta se permite el lujo de verter sus propias convicciones morales acerca de lo acontece, y el romanticismo puro que destila la historia de principio a fin hacen que sea una lectura muy amena, rápida y entrañable, en la que no habría estado de más conocer algo más a fondo la historia de Raquel. A mí me habría gustado.



   Te deseo mucho éxito, Mayte.




Lecturas 2018.

Estamos en GOODREADS

Estamos en GOODREADS
Pincha en la imagen.

Blog Archive

Audio relatos

Con la tecnología de Blogger.

Blogroll

Seguidores